Foto Boaz Guttman / Flickr.

El PTB-PVDA condena la violencia del Estado Español y aboga por una solución negociada

El Partido del Trabajo de Bélgica (PTB-PVdA) condena la violencia brutal de la policía española en Cataluña y llama al diálogo.

“Condenamos la violencia brutal del Estado Español y abogamos por una solución negociada” declaró Peter Mertens, presidente del PTB-PVdA.“Esta es la Europa autoritaria al trabajo: opiniones divergentes son duramente reprimidas. En vez de dejar el pueblo votar, la Guardia Civil arremete en las mesas de voto. En vez de entrar en diálogo, balas de caucho son disparadas sobre manifestantes pacíficos. En vez de participar del debate, los sitios webs están siendo bloqueados. En vez de dar apertura y espacio a todas las cuestiones complejas, el debate es reprimido con violencia. Las acciones del Estado Español polarizan y empujan incluso más gente hacia los brazos de los separatistas. Como lo declararon la alcadesa de Barcelona Ada Colau, Izquierda Unida y Podemos, abogamos por un debate amplio en la sociedad, y por una solución negociada.

''Atacar las libertades fundamentales afecta al conjunto de la población'

El gobierno catalán de derecha carga también con una parte de la responsabilidad, llevando concientemente el conflicto hasta su paroxismo. Muchos Catalanes son orgullosos de serlo. Tienen razón al defender sus derechos. Pero no por tanto quieren, por sí, una separación. Se oponen fuertemente también a las políticas neoliberales de austeridad del gobierno catalán, quien dificulta que ciudades como Barcelona puedan seguir su propia via de desarrollo.

La semana pasada, Ada Colau declaró al periódico The Guardian: “Hay muchos no-separatistas como nosotr@s, quién, pese a la vía unilateral y criticable tomada por el gobierno regional catalán, llaman a una solución negociada en conformidad con la voluntad de 82% de la población catalana, quién apoya la tenida de un referéndum acordado.” Algun@s que inicialmente se oponían al referéndum, finalmente cambiaron de posición en favor del referéndum, como resultado de las acciones sordas del Estado Español.

Alberto Garzón, el muy popular coordinador federal de Izquierda Unida, también denunció la escalada de la violencia estatal. Declaró que ésta no solamente golpea a los separatistas: “Este ataque a las libertades fundamentales afecta al conjunto de la población. ” Garzón se preguntó también contra que oponentes políticos la Guardia Civil hará uso de violencia la próxima vez.

Mientras tanto, Ada Colau como también Izquierda Unida, piden la renuncia del Primer ministro Mariano Rajoy por el uso de violencia policial irrresponsable y sin precedentes. El PTB-PVDA apoya esta demanda.

'El separatismo no es la alternativa a la violencia neoliberal del Estado'

“La violencia del Estado Español no es solamente militar. Es también económica, como es también el caso en el resto de la Unión europea. Un desempleo que se dispara, una crísis gigantesca de la vivienda, la dualidad creciente en la sociedad con un grupo cada vez más pequeño que se enriquece cada vez más, desenboca en crecientes tensiones sociales. La alternativa a esta violencia neoliberal no es el separatismo. Ni en Cataluña ni en ningun otro lugar de Europa” declaró Peter Mertens. “Observamos precisamente que las autoridades catalanas están entre la primeras en aplicar leyes neoliberales y obstaculizar el desarrollo autónomo de ciudades de izquierda, como es el caso de Barcelona. Otra España es necesaria, en otra Unión europea, una que no este basada en la competencia y los desequilibrios, sino en la solidaridad y la unidad.”